miércoles, 30 de junio de 2010

El teatro del amor
























La función no acaba
Hasta que el telón baja,
Cuando termine mi monólogo,
Solo entonces acabará todo.

No te voy a dirigir palabras de amor,
No te las mereces.
No te voy a dirigir palabras de odio,
Pues no has hecho nada malo.

Este va a ser mi último escrito para ti,
Donde solo habrán palabras de resignación.

Me queda esperar a alguien como tú,
A quien querer y amar como a ti.

También decir que espero seas feliz,
Que ella te de lo que quieres,
Que te quiera
Y sepa complacerte.

Este es el final de la obra,
Donde el telón cae
Y todo sobra.

4 comentarios:

Dark Javier dijo...

Monólogo... recuerdo haber escrito alguna vez sobre la necesidad de lo mutuo en el amor, de lo que se sufre monologueando... no es como en el humor, que se xresa y a todos les llega. A todos les llega, pero al monologuista le llega la risa que le anima a seguir con la sátira... en el amor hay vveces que por mucho que quieras a una persona, te chocas, pierdes el equilibrio... tora vez mi barrera cristalina de la superficie de un lago. Existe el amor platónico, sin nada a cambio, y es una pena que al abrir los ojos te des cuenta que es tan inalcanzable... yo quiero tener la capacidad de amar sin recibir nada a cambio, pero siendo posible me destroza, y necesito algo con lo que me llegue respuesta... No es un soliloquio todo lo que se siente, ni tampocolo único para sentir en esencia

Lum dijo...

Es cierto... amar sin recibir puede destrozarte, ten cuidado, sé prudente, ama a quien te ama... será lo mejor

Anna dijo...

Esta es la que más me ha gustado con diferencia...lo has expresado todo mejor que nunca , te quiero.

Lum dijo...

Muchas graciaaas amoooor, si es que no te quiero más porque el día no tiene más horas^^