martes, 27 de julio de 2010

Marchando


Aunque no lo veas, aunque no lo creas o aunque no lo sientas, algo en mis historias ha cambiado. Ahora ya no utilizo todos los medios posibles para plasmar mis ideas, pero sí los necesarios para transmitir lo que quiero. En estos momentos mi corazón guía mis manos por el lienzo que es el papel, escribiendo, tachando y volviendo a escribir, manteniendo presente mis errores para no volverlos a cometer.
Llegará el momento en el que mis fallos sean solo visibles para mí, en el que deje atrás mis odios y mis miedos, en el que deje atrás todo y empiece a vivir de nuevo. Cuando llegue ese momento lo sabré, y entonces será cuando marche de mi tierra, buscando nuevos errores que cometer y nuevos miedos que tener, adquiriendo más experiencia en todo lo posible.

4 comentarios:

Dark Javier dijo...

siempre erramos, y ganamos experiencia que nos hace mejorar y enfrentarnos a una realidad más dificultosa... sí, la vida es así, y me alegro que hayas pasado a escribir más cerca de como escriben las y los escritores premio nóbel :3

Lum dijo...

Tú es que me lees con muy buenos ojos, pero tienes razón, al errar conseguimos superarnos ^^

Dark Javier dijo...

Primero sospecha, luego contrasta, y si negar lo que lees no sirve de nada, lee con buenos ojos =)
Leyéndote ya he conseguido lo tercero

Lum dijo...

Oooh, parece que he marcado un antes y un después en tu vida^^