viernes, 26 de marzo de 2010

Te Quiero


Quiero decirte tantas cosas y no puedo,
quiero mostrarte tantas cosas y no puedo,
quiero hacer tantas cosas contigo y no puedo.

Quiero decirte que te quiero, que me muero por verte,
me muero por escucharte, por verte sonreír,
que me encanta tu sonrisa, la forma en la que me miras,
las caricias que me brindas,
quiero decirte que soy feliz solo con un hola tuyo.

Quiero mostrarte que hay días buenos, malos, especiales, vulgares,
que hay mil cosas por descubrir, y que se pueden descubrir juntos.

Quiero que me enseñes, que me enseñes a ser mejor,
a ver las cosas de otra manera, a sentir lo que siento por ti multiplicado por mil.

Quiero hacer contigo mil cosas,
tener una cena, ir al cine, dar un paseo,
estar mirandote toda la noche y no cansarme,
quiero despertar contigo alguna vez.

Pero no puedo, no puedo porque tu no sientes lo mismo por mí,
porque sería muy egoísta pedirte que estuvieras conmigo, aunque solo fueran dos días a la semana,
no puedo porque según los demás yo sufriría, yo sería la tonta muñequita en tus manos,
pero los demás no entienden que te quiero como nunca he querido a nadie,
y que me da igual estar mal, si al fin y al cabo te veo, aunque sea un poquito a la semana.

Que estoy sufriendo ahora, y los demás piensan que es mejor no verte,
que si no te veo sufriré menos, y si te sigo viendo y sabiendo de ti sufriré más,
pero no me importa, necesito verte, necesito pensar que no es tan malo sufrir,
de todas formas sufriré, antes o después pero sufriré, ¿qué más da que sea más tarde?

Además quiero darte las gracias por hacerme entender lo que es el amor, el dar sin pedir,
y gracias por enseñarme un poquito más de la vida,
que esto ha sido un fallo mío y ahora ya sé que para la próxima no debo cometerlo.
También darte las gracias por haber pasado el mejor mes de mi vida,
en el que me levantaba con una sonrisa de oreja a oreja.

Y a veces te he mentido, te dije que al principio no me gustaste, mentí,
desde el primer momento en que te vi, en el primer momento que escuché tus canciones me gustaste,
pensé que estaría bien conocerte, que eras interesante, y cada día esperaba verte conectado,
sólo para saludarte, aunque no me respondieras.

En fin, podría seguir escribiendo, podría decirtelo a la cara, pero, ¿de qué iba a servir?
Como dije antes, tu no sientes lo mismo por mí, sería sólo hacerte perder un poco de tu valioso tiempo.
Así que me despido, no sin decirte:

Te quiero

3 comentarios:

Cynthia... dijo...

mi amorrr!! son mu bonitass xk siempre le pones tus sentimientos a todas las cosas eso es weno pero deberias ver mas lo positivo, no kiero tristeza en tus letrass!! tQQ^^

Lum dijo...

Ains cariñooo... ¡no creas que no lo intento! Pero bueno, poco a poco estoy mejor, no te preocupes, ¡¡¡¡te quiero!!!!

Dark Javier dijo...

qué triste, qué bonito, qué sentido... *.*